Ore Tape – Fleets, un fracaso de Twitter: la función vivió apenas ocho meses