El 75 por ciento de las mujeres se siente insegura al transitar el espacio público: un 30,7 de las encuestadas por Zuban Córdoba y Asociados respondió sentirse “muy insegura”, sumado al 44,4 que respondió “insegura”. El 18,6% dijo sentirse “segura” y sólo un 4,7 “muy segura”.

La proporción de respuestas de “muy insegura” es más alta entre las mujeres de 60 años o más (37,8%) y menor entre las más jóvenes, de entre 16 y 30 años (21,7%).

El 71,1 por ciento de las consultadas respondió que en ocasiones ha debido modificar sus recorridos previstos por sentirse insegura, mientras que un 27,6 no debió hacer alteraciones.

La encuesta, difundida en consonancia con la conmemoración del Día Internacional de la Mujer, se realizó entre mil mujeres argentinas de 16 años o más, mediante una encuesta estructurada a través de una plataforma web entre el 20 y el 26 de febrero de 2021.

«Los resultados obtenidos en esta encuesta validan cuestiones que ya venimos trabajando desde las organizaciones que promovemos el urbanismo feminista: un dato importante es que el 75 por ciento de las mujeres no se sienten seguras en el espacio público, mientras que en el caso de los hombres este número desciende al 64 por ciento. Si bien un 11 por ciento puede no parecer una diferencia muy grande, lo es teniendo en cuenta que depende un sólo factor: el género», apunta Romina Del Tredici, integrante de Juntas por el Derecho a la Ciudad.

«Las ciudades tienen género. Podemos afirmar esto porque no todas las personas gozan de la misma libertad para circular por el espacio público», agrega.

Consultadas sobre cuál es la principal estrategia que despliegan en términos de precaución para transitar el espacio público, el 33,9 por ciento respondió que ir acompañada aparece como la mejor opción. Luego aparecen “modificar recorridos” (22,6%); “avisar a un familiar o amigo/a” (15%); “modificar horarios” fue la respuesta en el 13,1% de los casos; mientras que un 10 por ciento optó por otras alternativas. Sólo un 4% aseguró no hacer ninguna modificación.

Sobre los lugares y horarios en el que las mujeres se sienten más inseguras, la principal respuesta fue “caminar por calles poco transitadas” (39,4%), seguida por “caminar por calles muy transitadas” (30,7%); “esperar o utilizar el transporte público de día” (14,5%); “caminar por un lugar poco iluminado” (11,7%); y por último, “esperar o utilizar el transporte público de noche” (3,7%).

Pese a los miedos y a las precauciones que las mujeres acostumbran a tomar, el 63% asegura que no sufrió en el último año ningún episodio de inseguridad ni en el hogar ni en la vía pública. Entre las que sí sufrieron episodios violentos, el 19,4% dijo haber sido acosada verbalmente; el 9,4 manoseada; el 5,5 víctima de un robo o hurto; el 2,6 víctima de exhibicionismo; y el 0,3 persecución.

Y afirma que resulta incluso analizar las características dentro del grupo de mujeres: «las que se sienten más inseguras pertenecen a grupos de menores ingresos, menor nivel educativo y mayor edad. Esto significa que no todas las mujeres tienen la misma posibilidad de desplegar las estrategias mencionadas u otras similares».

«Esta es la perspectiva del  urbanismo feminista: las ciudades no fueron diseñadas considerando la diversidad de personas que en ellas habitan. Por lo tanto, para cerrar la brecha de la desigualdad, necesitamos políticas públicas con perspectiva de género no solo en la justicia, en la salud y en la educación, sino también en la planificación urbana», explica.

«Si bien los femicidios son la forma más grave de las violencias de género, detrás de ellos existen un montón de violencias que las mujeres y diversidades atraviesan diariamente es que los espacios públicos no estén diseñados para sus necesidades», concluye Del Tredici.

Loading video

El 84,8 por ciento considera que durante el último año la violencia de género “aumentó mucho”. Acerca de la capacitación de distintas organizaciones para afrontar la violencia de género, la percepción de confianza es mayor sobre las organizaciones no gubernamentales (50,3), seguida por el Ministerio de Mujeres (43,7); luego Gendarmería (40,4); Policía Federal (38,9); y el Gobierno nacional (38,3).

Luego aparecen las Fuerzas Armadas (37,5); el Estado nacional (37,1); los gobiernos provinciales (34,2) y el Poder Judicial (33,8).

Igualdad

Respecto de las mujeres en el mundo del trabajo, el 43,9 por ciento consideró que actualmente mujeres y varones tienen iguales posibilidades de conseguir un empleo; el 42,8 cree que el varón tiene más posibilidades mientras que el 9,3 considera que la mujer tiene más posibilidades.

Poco más de la mitad de las respuestas (52,5%)  consideraron que no es exagerado usar la acepción femenina de palabras habitualmente usadas en masculino –como jueza, presidenta o árbitra-: 40,1 lo consideró nada exagerado y el 12,4 poco exagerado. Para el 26,9 es muy exagerado y para el 17,8 algo exagerado.

Consultadas sobre si la situación de las mujeres es igual, mejor o peor que la de los varones en diferentes planos de la vida social y laboral, sólo en materia de licencias por maternidad/paternidad las mujeres consultadas consideraron que hay beneficio para las mujeres en el 44,7 por ciento de las respuestas.

En el acceso a la educación predomina la respuesta que afirma que hay iguales posibilidades entre ambos (70,6%); mientras que para encontrar un empleo el 52,6 cree que es más difícil para las mujeres.

En salarios y posibilidades de ascensos predominaron las respuestas que aseguran que para las mujeres es más difícil que para los varones: 56,9% y 49,2% respectivamente. Fuente:https://www.lavoz.com.ar/ciudadanos/75-de-mujeres-se-siente-insegura-en-via-publica